JACINTO HIGUERAS CÁTEDRA - Corral de Comedias de Almagro, 1955




El entremes de Cervantes "El retablo de las maravillas", dirigido por Jacinto H. Cátedra
por el Teatro Español Universitario, Corral de Comedias de Almagro, 27 de marzo de 1955


El Corral de Comedias de Almagro y El Teatro Español Universitario, 1955

El Corral de Comedias de Almagro, del siglo XVII, se restaura y rehabilita como Corral de Comedias en 1954, reinaugurándose el 29 de mayo de ese mismo año con "La Hidalga del Valle" de Pedro Calderón de la Barca.

El 27 de marzo de 1955, por iniciativa de Jacinto Higueras Cátedra, director del Teatro Español Universitario, vuelve la actividad teatral a este Corral de Comedias con la representación de dos entremeses de Miguel de Cervantes, "La guarda cuidadosa" y "El retablo de las maravillas", por la compañía del Teatro Español Universitario que él dirige. En vista del gran éxito que obtienen con los entremeses de Cervantes comenzará a partir de entonces una continua actividad teatral en este Corral de Comedias de Almagro.


"La guarda cuidadosa" y "El retablo de las maravillas
", de Miguel de Cervantes

Intérpretes:
Actores: Carmen Carmona, Lulú de Castro, María Elena Domenech, Antonio Galán, Manuel Grau, Aurora Hermida, Luis Morris,
Manuel Peiró, Pablo del Rey, Leopoldo Rodad, Bernardo S. Toscano, Miguel de la Vega
Cuerpo de baile dirigido por Amparo Gutiérrez
Regidor, Eduardo Martínez. Apunte, Paz Pintado
Dirección: Jacinto H. Cátedra

Serafin, Crónica desde Almagro, marzo de 1955: "A las seis de la tarde con Cervantes, en El Corral de Almagro.
Es imprescindible un recuerdo a "La Barraca", aquel teatro que viajaba en camioneta y hacía las delicias de Federico García Lorca y Eduardo Ugarte. También Federico, pleno de vida y loco por el teatro, se lanzaba por esos pueblos a representar en las plazas estos mismos entremeses de Cervantes, que hoy el Teatro Español Universitario Nacional, bajo la dirección de Jacinto Higueras Cátedra, ha llevado al Corral de Comedias de Almagro. (...)
El CORRAL. (...) El propio descubridor del Corral, el ex-alcalde señor Calero, es quien nos explica. Aquello, hasta hace muy poco, había servido para las bestias, pues nadie tenía idea de su valor. El creyó ver allí un antiguo Corral de Comedias. Nada era de extrañar, dada la categoría del pueblo. Un día llevó al Marqués de Lozoya, quien fue
de la misma opinión, y ya se iniciaron los trámites ordinarios: adquirir la finca, sanearla y restaurar con sumo cuidado, mejor aún, con cariño . Así, por ejemplo, lo pintaron dos o tres veces, hasta dejarlo como está; primero fue temple, luego óleo, al fin cal almagre, los típicos colores de la Plazas de Toros. Cuando todo quedó listo hicieron la primera representación: "La hidalga del valle". esto fue en la primavera del pasado año.
LOS CÓMICOS. Hoy los cómicos se visten en una casa "noble". Todo son atenciones. En un momento quedan listos. Fuera, en la plaza, esperan tres "galeras" con las mulas enjaezadas "de domingo". Una multitud de novicios dominicos se agrupan a la salida de los cómicos, que delante llevan una dulzaina y un tamboril. Detrás el pueblo entero. Al llegar al Corral tienen que abrirse paso entre el público para subir a la escena. Alguno toca una capa o un sombrero, como si no creyese que es cierto lo que ve. Dos entremeses de Cervantes: "La guarda cuidadosa" y "El retablo de las maravillas", han representado estos muchachos del T. E. U., bajo las órdenes de Jacinto Higueras Cátedra. No podemos destacar la labor de ninguno. Están compenetrados y forman un "todo" armónico. Esto es difícil en teatro. Si alguno llega más al público es por la importancia del papel. No hay insustituibles. La labor del director ha conseguido que exista "compañía". Era estupendo oír el diálogo cervantino a las seis de la tarde y bajo el cielo de Almagro. Las dos representaciones fueron justas. Para unir una y otra, y dando mayor sabor, unos bailes: seguidillas, zarabandas y jotillas de Toledo.
Luego era emocionante oír cómo se discutía de teatro en los cafés, en los bares. El pueblo "había entrado" en la representación. Cuando ésta acabó nadie se movía de sus asientos y fue necesario que un cómico anunciase que aquello había terminado. (...)"


La documentación e imágen se custodian en el Archivo HIGUERAS ARTE




BiografíaEsculturaGrabadoTeatro



Higueras Arte
Home